Categorías

septiembre 2021
L M X J V S D
« abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

El Vidioclú

Loading...

::: la razón :::

escuchando ::: The Chemical Brothers ::: Dig your own hole

Siempre, desde que era pequeñito, he tenido un respeto sublime, excelso, casi glorioso, por una figura presente en buena parte de los edificios de este país de pandereta.  Ese personaje anónimo para los viandantes ocasionales pero conocidísimo por el vecindario y los comerciantes de los aledaños a su residencia, que es, sin duda, el portero.

Cuando pienso en EL portero, como ente abstracto o arquetipo psicologico inherente a la condicion humana, siempre me viene a la memoria ese entrañable personaje que Javier Fesser supo retratar de forma genial en El Secdleto de la Tlompeta:  un señor casi jubilado, con su traje de corte funcionarial que escoba en ristre saca el polvo del portal, introduce el correo en los buzones cual ametralladora y finalmente, como acto de fe, saca la silla al portal y se sienta a horcajadas apoyado en el respaldo, mondadientes en riste, a ver pasar la vida ( y a Cándida Villar ) por delante, y que en su día libre, se pasea por el bosque de alamos milenarios de Bustarviejo, escoba en ristre, sacando el polvo del caminillo y sentándose en la misma silla a ver pasar los gorriones.

Recuerdo con emocion como en mis años infantiles, estos señores me producian un recelo comparable al que Van Helsing sentiría al introducirse estaca en mano en la tumba de un vampiro… ese señor que vive en lo profundo del portal, sentando en un cubículo oscuro y lugubre, que te mira con recelo con cara de pocos amigos cuando te asomas a la puerta…

A ese reconcomio se unía la aplastante duda que me surgia siempre que en algun portal aparecia ese cartel fosforescente que rezaba ” Se Vende Piso.  Razon Portero “.

Razon Portero “.

Imaginaba cuan mal estarian los animos de un vecino para ser capaz de dejarlo todo, vender el piso y trasladar a su familia a otro lugar a causa del portero.  ¿Tan diabolicos eran estos seres?.  Pocos carteles habia en los que no apareciese ese estigma, ” razon portero “, aunque bien es cierto que cuando era un infante no existian los telefonos moviles y tampoco tanta gente tenia a la santa Telefonica en casa.

Ya en mi epoca de cadete, como se decia entonces al ir a comprar ropa con la madre de uno, entre la efervescencia de las hormonas, el spectrum y las pajas, perdi esa nocion enfermiza asociada a los porteros, y ademas, en los carteles ahora tambien ponia bastantes veces ” razon porteria “.

En esos momentos se me planteaba la duda.  ¿Los vecinos se marchaban porque no les gustaba la portería?, ¿tan fea era?, ¿”golía mal” como dicen en Toledo?.  O era que la razón verdadera y última del trasiego domiciliario estaba alli escondida, como un grial sacrosanto de la escapada masiva de vecinos.  ¿tendría que preguntarle al portero, a ese ser de ultratumba, el motivo por el que se marchaba el personal?.

Nunca me atrevi.  Con el paso de los años, y tras mi fugaz paseo laboral por el mundo del talocha, llegue a conocer en profundidad a estos individuos que medran en ya cada vez menos portales, y que miran mal a los albañiles que bajamos el escombro por el ascensor, y finalmente comprendi, que tambien en este gremio, como en la viña del señor, hay de todo.

Pero bien cierto es que algunos siguen dando miedo…

11.264 comentarios a ::: la razón :::